Villarrobledo
Imagen
Villarrobledo
ALBACETE TE OFRECE
Noticias
FERIA 2005
CARROZAS-2005
FERIA 2004
CIUDAD
PROVINCIA
QUE VISITAR
Empresas Polígonos
Empresas Ciudad
-
Alcalá del Júcar
Ayna
Almansa
-
-
-
-
-
Villarrobledo
Pueblos de A-D
Pueblos de la E-H
Pueblos de la I-L
Pueblos de la M-O
Pueblos de la P-S
Pueblos de la T-Z
imagen
imagen
INFORMACIÓN HISTÓRICA DE VILLARROBLEDO(breve resumen).

La fundación de Villarrobledo tuvo lugar en el siglo XIII dentro de los dominios de Alcaraz, en la parte meridional de su territorio. Sus orígenes parten de las disputas entre los vecinos de los Villarejos de San Nicolás y San Bartolomé por el control de un pozo de agua. Los nombres de los Villarejos tienen su origen en la repoblación cristiana que se inicio en esta zona a partir del triunfo cristiano tras la batalla de las Navas de Tolosa.

Las discusiones que mantenían ambos Villarejos sobre las competencias de abastecimiento de aguas fueron resueltas por el Consejo Real de Fernando IV que ordenó la separación de las dos aldeas, dando lugar así al nacimiento de Villarrobledo y la población vecina de Socuéllamos.

Así se formó en el siglo XIII (1292) una pequeña población con 64 vecinos, sujeta a la jurisdicción de Alcaraz hasta 1412, fecha en la que “El Robledo”, primer nombre que recibió el actual Villarrobledo, fue elevado a categoría de villa por Juan II. Este rey cedería la villa a Don Rodrigo Manrique, Maestre de la Orden de Santiago con sede en Uclés (Cuenca), y que estuvo encargada de la reconquista y repoblación de la zona oriental de La Mancha. Don Rodrigo Manrique retuvo “El Robledo” a título personal hasta que lo vendió a Don Juan Pacheco, tercer señor de Belmonte y primer Marqués de Villena.

Durante el siglo XV tiene lugar el gran proceso histórico de Villarrobledo tanto en el orden político como jurisdiccional. Es el siglo de las grandes fundaciones, en el que se experimenta un gran crecimiento de la población y en el que logra su independencia, aunque ésta al principio le duró poco. El Marques de Villena, dueño y señor de gran parte de La Mancha, valiéndose de su gran influencia, consiguió que Enrique IV aboliera ese privilegio de Villa. Años más tarde, con motivo de los problemas de sucesión de Enrique IV los vecinos ofendidos por esta vejación se pusieron del lado de los Reyes Católicos y fue el primer pueblo que se levantó en armas contra el segundo Marqués de Villena. Por esta acción se devolvería a Villarrobledo el privilegio de Villa.

El levantamiento a favor de los Reyes Católicos en 1475, le valió el título de Villa con los beneficios inherentes, a partir de este momento pasó a llamarse Villarrobledo de la Vega, en reconocimiento de la fértil vega sobre la que se asienta.

El siglo XVI fue para Villarrobledo su siglo de Oro, registró un gran avance económico, social y demográfico. A principios del siglo XVII se pasó del auge a la decadencia por diversas causas: los pródigos y continuados servicios que prestó a la Corona, la división de clases sociales y las grandes sequías, que desde 1610 se sucedieron junto con otras calamidades; todo ello tuvo como consecuencia un descenso considerable de su enorme producción agrícola y ganadera, sobreviniendo el hambre y la despoblación de la Villa.

Los servicios que prestó siempre Villarrobledo a la Corona le sirvieron para alcanzar los títulos de “Muy Noble y Leal Villa”. Durante el siglo XVIII, continuaron los momentos difíciles debido a la escasez de las cosechas, y, pese a ello, no se dejo en ningún momento de prestar ese apoyo. Durante la invasión Napoleónica y durante la Guerra de Independencia Villarrobledo mantuvo esa prestación de servicios, primero a las tropas francesas que ocuparon la Villa, y más tarde, durante la contienda, hubo un momento en que tuvo que contribuir con alimentos y animales de carga y caballería a los dos ejércitos, español y francés.

Otro episodio digno de ser destacado tuvo lugar durante la guerra de sucesión a la muerte de Fernando VII, lo que se conoce como la primera Guerra Carlista. Los vecinos de Villarrobledo tomaron partido en favor de la reina Isabel II, así, el 20 de septiembre de 1836 tuvo lugar en las proximidades de Villarrobledo, en el paraje de San Cristóbal, una batalla importante en la que el ejercito Carlista sufrió un duro y decisivo revés.

En nuestro siglo, Alfonso XIII la elevó a categoría de ciudad el día 1 de junio de 1929, gracias a la mediación de uno de los hijos ilustres de la ciudad, Graciano Atienza. El Real decreto 1403 fue publicado en la Gaceta el 4 de julio del mismo año. .

En la actualidad Villarrobledo es un núcleo de población importante, una ciudad avanzada y dotada de modernas infraestructuras, que, sin embargo, ha sabido conservar sus señas de identidad y su idiosincrasia. Situado en la parte noroccidental de la provincia de Albacete en el vértice de esta provincia con la de Cuenca y Ciudad Real, cuenta con una ubicación privilegiada que le convierte en importante nudo de comunicaciones entre Levante y Andalucía y entre la Zona Centro y el Este del País. Villarrobledo cuenta con una importante red de comunicaciones por carretera y ferrocarril, que le permiten la comunicación diaria con todos los puntos del país. Esta situación se va a ver mejorada con la próxima construcción de la autovía que unirá el Levante español con Portugal.

Nos encontramos ante uno de los pueblos más grandes de España con un término municipal de 845’89km2 , con una población de unos 25.000 habitantes, joven y de alto nivel de cualificación.

Nuestra economía está basada en la producción agraria y en una incipiente industria, con empresas ya consolidadas y en expansión, entre las que destacan las dedicadas al transporte nacional e internacional, las elaboradoras de queso y vino y las industrias del metal dedicadas a la calderería y a la fabricación de maquinaria agro-industrial.

La base fundamental de esa producción agraria es la vid con más de 30.000 hectáreas de viñedo as, unos 48 millones de cepas, con un volumen anual de alrededor de 100 millones de Kg. de uva, lo que le sitúa como el primer productor de vino del mundo en el ámbito local con unos 60 millones de litros de vino al año.

En los últimas décadas Villarrobledo ha logrado alcanzar un alto nivel de diversificación de su economía, debido al desarrollo de una importante industria agroalimentaria y otras como la calderería, que han propiciado a su vez el desarrollo de un buen número de actividades complementarias. Asimismo, destaca la comercialización internacional de determinados productos locales como pueden ser el vino y el queso.

PERSONALIDADES ILUSTRES:

Si desde el punto de vista histórico el devenir de Villarrobledo ha corrido paralelo al de grandes personajes, igualmente esta ciudad ha sido la cuna de personajes ilustres que han contribuido a escribir la Historia de nuestro País, entre ellos:
-Alonso Ortiz, doctor en Teología por la Universidad de Salamanca; por orden del Cardenal Cisneros revisó el Breviario y Misal Mozárabe que se rezan en la catedral de Toledo.
-Blas Ortiz, doctor en Derecho Canónico y Civil; nombrado capellán privado del Papa Adriano VI.
-Pedro Ortiz, hermano del anterior, obtuvo la cátedra de Teología por la Universidad de París, donde fue profesor de S. Ignacio de Loyola. Asimismo, fue embajador del emperador Carlos I en Roma donde defendió sus interés en el conflicto entre la Santa Sede y el rey de Inglaterra, Enrique VIII, casado con Catalina de Aragón, tía del emperador.
-Fray Diego Morcillo Rubio de Auñon, Arzobispo y Virrey de Perú, nacido en Villarrobledo el 3 de enero de 1642, fue nombrado por el rey Carlos II su predicador de Cámara, y a propuesta de Felipe V ocupó el virreinato de Perú, además, ejerció el magisterio de la Universidad de Alcalá y fue calificador del Consejo Supremo de la Inquisición y Obispo de Nicaragua.
-Tomás de Torrejón y Velasco. Bautizado en Villarrobledo el 23 de diciembre de 1644. Hijo del montero del Rey Felipe IV se convirtió en paje de D. Pedro Fernández de Castro Andrade, Conde de Lemos y Virrey de Perú a quien acompaño como parte de su séquito. Fue maestro de capilla de la catedral de Lima donde murió en 1728. Sus composiciones musicales causaron gran sensación con motivo de las vísperas del rey Carlos II. Su gran obra, la opera “LA PURPURA DE LA ROSA” basada en un libreto de Calderón fue estrenada en 1701 con motivo del octavo cumpleaños de Felipe V. Esta gran obra, primera opera compuesta en el Nuevo Mundo de la que se tiene constancia, ha sido estrenada en España a finales de noviembre de 1999 gracias a una coproducción del Teatro de la Zarzuela de Madrid y el Gran Teatro de Génova.

-Octavio Cuartero Cifuentes, nació en 1855, fue doctor en Derecho Civil y Canónico y miembro de la Academia de la Jurisprudencia y Legislación, así como presidente de la Audiencia Territorial de Madrid y Magistrado del Tribunal Supremo.
-Tomasa Lozano Martínez, nacida en 1860 fue elegida para educar a la princesa de Austria, María de las Mercedes, hija del rey Alfonso XII, pero su amistad con el gran político republicano Francisco Pi y Margall resultó un inconveniente para cumplir este encargo.
-Graciano Atienza Fernández, nació el 18 de diciembre de 1884, ilustre periodista ocupó la dirección del rotativo madrileño El Imparcial, fue elegido diputado a Cortes, vocal del Consejo Nacional de Cultura y a petición suya el Rey Alfonso XIII otorgo el título de ciudad a Villarrobledo.
============================================================